Es difícil elegir un lugar desde el que disfrutar de las mejores vistas de Nueva York, aunque puestos a decantarse por uno yo me quedo sin duda con el observatorio Top of the Rock del Rockefeller Center.

El Rockefeller Center y su mirador Top of the Rock

El Top of the Rock se encuentra dentro del Rockefeller Center, un conjunto de 14 rascacielos de estilo art decó construido por el multimillonario John D. Rockefeller Jr. en plena Gran Depresión. A pesar de que las perspectivas económicas eran pésimas después del Crack del 29, Rockefeller no se dió por vencido. El multimillonario siguió adelante con este mega proyecto que había ideado justo antes de la caída de la Bolsa y para el cual había adquirido un solar en el lado oeste de la Quinta Avenida. Gracias a su determinación hoy podemos disfrutar de uno de los conjuntos de edificios más bonitos de Nueva York, el cual incluye la famosa plaza central con su pista de patinaje en invierno y zona de restaurantes en verano.

rockefeler plaza nueva york

La tradición de poner un árbol de Navidad en la plaza central del Rockefeller Center fue iniciada por los obreros que trabajaron aquí. Después de una década de obras, el 1 de diciembre decidieron colocar un árbol en este lugar, y así se ha venido haciendo año tras año.

Subir al Top of the Rock, las mejores vistas de Manhattan

Para subir al Top of the Rock hay que ir al rascacielos conocido como 30 Rock, situado en 30 Rockefeller Plaza. Allí puedes adquirir las entradas, o hacerlo en su página web Subir al Top of the Rock cuesta 34$. Si tienes la New York Pass la entrada está incluida, aunque tienes que dirigirte igualmente a las taquillas para recoger tu pase con la hora de la visita. También es posible unirse a un tour por el Rockefeller Center para conocer todos sus secretos y un montón de curiosidades. El tour también está incluido con la NY Pass.

Una vez has adquirido las entradas dirígete al vestíbulo, donde seguro llama tu atención el impresionante lámpara de cristales Swarovski conocido como Radiance. El personal del Top of the Rock distribuye a los visitantes en los diferentes ascensores, ¡y empieza la visita! Ya solo montar en los ascensores que llevan hasta los miradores de las plantas 67 y 69 es toda una experiencia. En apenas unos segundos, estos ascensores transparentes con proyecciones y luces de colores te llevan hasta el observatorio.top-of-the-rock-observatorio

Qué ver desde el Top of the Rock

Una vez arriba las vistas de 360 grados de Nueva York son sencillamente espectaculares. Desde los tres miradores del Top of the Rock se puede ver literalmente todo Nueva York:

  • Tendrás una vista espectacular del Empire State, con el mirador One World y la Estatua de la Libertad y el puente de Brooklyn al fondo
  • Central Park se abrirá literalmente a tus pies, teniendo una visión completa del parque
  • El edificio Chrysler, aunque la visión de este es mucho mejor desde el Empire State
  • Times Square y su millón de neones, impresionante si subes de noche

El mirador de las plantas 67 y 69 cuenta con una mampara de protección, mientras que las mejores fotos las podrás sacar desde la planta 70, ya que este observatorio está abierto. Para subir a la planta 70 hay que coger otros ascensores que solo hacen este recorrido.

El Top of the Rock no es el rascacielos más alto de Manhattan, de hecho el Empire State le gana en altura. Sin embargo, sus vistas son las más impresionantes.

vista-top-of-the-rock

Por qué vale la pena subir al Top of the Rock

  • Desde el Top of the Rock se pueden ver los rascacielos más famosos de Nueva York, como el Empire State.
  • Desde aquí se tiene la mejor vista de Central Park.
  • Tal es la altura del mirador que desde ahí arriba verás la silueta de Manhattan, tal y como aparece en los mapas: una isla alargada rodeada por el río Hudson.
  • Nada es comparable a las vistas del skyline de Nueva York de día y de noche. Con el pase Sun & Stars del Top of the Rock es posible disfrutar de ambas.

Consejos para subir al Top of The Rock

  • Acércate a recoger tus entradas a primera hora (abren a las 8:00h). Así tendrás más horas disponibles para elegir cuándo subir.
  • Para evitar las horas puntas sube al Top of the Rock entre las 8-10h y a partir de las 22h (abren hasta medianoche).
  • Aprovecha la visita para darte una vuelta por las galerías comerciales del Rockefeller Center, pasear por sus jardines, acercarte a Radio City Music Hall y ver la plaza central y la estatua de Atlas sujetando el mundo.
  • Consulta la hora de la puesta de sol y pide tu entrada para subir unos 45 minutos antes. La visita en total suele llevar en torno a una hora y media.

Viajar a Nueva York y no disfrutar de sus increíbles vistas es como no haber visto la Gran Manzana, así que no dejes de subir al Top of the Rock del Rockefeller Center. Nueva York desde las alturas seguro que te dejará sin habla.